Los nuevos sistemas de energía solar térmica que se instalan en la Argentina cada año reducen los gases de efecto invernadero en una cantidad equivalente a la emisión de mil autos.

Así lo determina el último Censo Nacional Solar Térmico realizado por el INTI. La investigación muestra que la instalación de equipos de energía solar térmica en la Argentina creció el 17.9% en el año 2017. Esos guarismos auguran un incremento en los años siguientes..

El informe destaca que en un año se comercializaron 35.141 metros cuadrados de colectores solares térmicos para agua caliente sanitaria, que se crearon 45 nuevas empresas del sector y que hay más provincias que incursionan en la tecnología.

El aprovechamiento de la energía del sol para la obtención de calor es una de sus aplicaciones más extendidas a nivel mundial y se realiza mediante termotanques solares que permiten calentar el agua de forma segura y eficiente, sin recurrir al uso de gas ni electricidad.

El Centro de Energías Renovables del INTI realizó la segunda edición del Censo Nacional Solar Térmico con el objetivo de conocer la oferta de productos y servicios de esta tecnología en el país. “En esta oportunidad, relevamos datos correspondientes al 2017, con un total de 225 empresas censadas (un 68% más que en 2015, año en el que se realizó el primer censo). Uno de los resultados que obtuvimos fue que se comercializaron 35.141 m² de equipos de colectores solares térmicos para agua caliente sanitaria (ACS) —además de 9.318 m² de colectores plásticos sin cubierta, habitualmente destinados a la climatización de piscinas—”, detalló Martín Sabre, del Centro de Energías Renovables del INTI.

Respecto de las nuevas instalaciones, en el 2017 se relevaron 7.018 (teniendo en cuenta que pueden ser de uno o más equipos solares térmicos). Este dato representa un incremento del 17,9 % respecto del 2015.

La expansión de la energía solar térmica también representó un ahorro económico: específicamente con los equipos instalados en 2017, se generó un ahorro de combustible equivalente a más de cuatro millones de metros cúbicos de gas natural.

En cuanto a la distribución geográfica de los actores que componen el sector, el 79 por ciento de las provincias registró actividades en el rubro solar térmico. Se inscribieron agentes desde Córdoba (24,4%), Buenos Aires (23,6%), Ciudad de Buenos Aires (12%), Santa Fe (11,6%), San Juan (5,3%), Entre Ríos (4,9%), San Luis (3,6%), Mendoza (3,1%), Neuquén (2,2%), Chaco (1,3%), Chubut (1,3%) Catamarca (0,90%), Formosa (0,9%), Jujuy (0,9%), La Pampa (0,9%), Río Negro (0,9%), Salta (0,9%), Tucumán (0,9%), Misiones (0,4%).

De los datos obtenidos, surge que la industria nacional fabricó en este período (2017) 9.163 m² de colectores solares. Asimismo, la capacidad productiva censada permitiría triplicar la cantidad fabricada, lo que da cuenta del potencial de la industria local para responder ante una proyección de mayor demanda.«

Fuente: Clarín