Mendoza logró en cuatro años posicionarse como la provincia de las energías limpias: se concretaron parques solares, paneles en edificios públicos, proyectos eólicos y pequeñas centrales hidroeléctricas que producen contaminación cero.

Mendoza se presentó a las licitaciones del Renovar con proyectos que sumaron más de 700 MW en tres diferentes tecnologías: solar, eólica e hidroeléctrica. El programa nacional de energía renovable le otorgó 17 proyectos a la provincia con 315 MW.

Estos proyectos presentaron los índices de contenido local más altos del país, llegando al 85% para algunos proyectos solares y al 100% en determinados proyectos hidroeléctricos.